Gratitud para mejorar TU salud

Practicar la gratitud es una de las actitudes más importantes que puedes adquirir y una de las que más cambiará tu vida. Sentirnos agradecidos nos hace ser más optimistas y sentirnos mejor con nosotros mismos y con la vida en general.




Comúnmente nos enfocamos en los errores y fallos con intención de aprender de ellos y no volverlos a cometer, sin embargo, yo te sugiero que a partir de ahora, en lugar de pensar en tus fallos, pienses en tus logros y agradece.


Pero no solo se trata de agradecer a los demás, sino que también debemos empezar por valorarnos y agradecernos a nosotros mismos todo lo que somos y lo que hemos conseguido, mucho más allá de los errores cometidos y de todas nuestras limitaciones.


Practicar la gratitud es una gran fuente de bienestar, porque además de hacernos sentir bien a nosotros mismos y a los demás, nos permite vivir el presente y alejar nuestra mente de la negatividad.


La gratitud debemos practicarla a diario, y al igual que si fuera un músculo, se hace más fuerte entre más lo entrenas, y de esta manera nos permite percibir cada vez más cosas por las que sentirnos agradecidos. Por eso es importante ser constantes y entrenarla con regularidad y de forma consciente: no se trata de decir gracias de forma automática si no estamos presentes y lo sentimos sinceramente.


Algunos de los beneficios que obtienes al practicar la Gratitud:

• Te conecta con la vida

• Te hace más feliz y optimista

• Te ayuda a conciliar mejor el sueño

• Reduce la insatisfacción

• Te ayuda a adaptarte mejor a las circunstancias

• Mejora tu salud física y mental

• Eleva tu autoestima, tu confianza y tu seguridad

• Te hace más consciente y te permite vivir el presente

• Mejora tus relaciones haciéndolas más sanas

• Te enfoca en lo positivo


Formas de Cultivar la Gratitud

Cultivar el sentido de gratitud te ayudará a volver a enfocar tu atención en lo que es bueno y lo que esta bien en tu vida, en lugar de centrarte en los aspectos negativos y las cosas que sientes que te faltan. Estas son algunas de mis sugerencias para que practiques la gratitud a diario:


1. Lleva un diario de agradecimiento:

Cuando escribes, organizas tus pensamientos. Cada noche antes de dormir, apunta 3 cosas por las que sientes agradecimiento ese día. Esta práctica diaria te ayudará a valorar lo que tienes y a sentirte mucho más optimista.


2. Mírate al espejo:

Cada mañana tómate unos minutos frente al espejo y obsérvate. Identifica cada vez una sola cosa que te guste de ti mism@ y reconócela. Agradece por tener eso que te gusta, esos ojos bonitos o esas pestañas tan rizadas, o esa piel tan tersa y observa los resultados.


3. Escribe notas de agradecimiento:

Ya sea en respuesta a un regalo o a un acto amable, a algo que has recibido en tu día, o simplemente en gratitud por las personas que están en tu vida. Puedes poner notas en tu baño, en tu agenda, en tu computadora o donde sea que lo puedas ver y te lo recuerde. También puedes escribirlas a alguien más en forma de carta y entregarla externando tus agradecimientos hacia esta persona.


4. Reza o conéctate con tu Ser Superior:

Expresar los agradecimientos mientras rezas o conectas con tu espiritualidad es otra forma de cultivar tu gratitud.


5. Meditación consciente:

Practicar la “meditación consciente” significa poner atención activa al momento en el que te encuentras. Muchas veces se utilizan mantras para ayudar a mantener la concentración, pero también puedes enfocar tu mente en algo por lo que estás agradecido, un hermoso recuerdo, un delicioso café o un motivo especial.


¡Déjate cautivar por la práctica de gratitud y verás cómo tu vida se transforma!




(506) 8352-3803

info@balancevital.net 

San José, Costa Rica

Síguenos:

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon

© Derechos Reservados BalanceVital 2019

LOGO BALANCE VITAL_2019-01.png