7 Formas de Conseguir Disciplina

Una persona disciplinada es aquella persona ordenada con sus hábitos y que mantiene un compromiso con lo que decide que va a hacer. Tener disciplina y tener actitud van de la mano. Para conseguirlo hacen falta varios factores en la ecuación. No basta con saber qué es lo que debes hacer. No basta con mantenerte motivado. No basta con la perseverancia. No basta con entender lo aprendido. No basta con manejar tu tiempo de forma eficiente. Si bien todas las anteriores serán necesarias, hace falta un orden. Tener disciplina implica tener un orden.


El concepto disciplina hace referencia a la capacidad para dominar los impulsos. Cuando eres capaz de elegir lo que debes por encima de lo que deseas, entonces eres capaz de lograr muchas de tus metas y adherirte a los cambios que se requieren para lograrlas.



Aquí te comparto 7 formas sencillas en las que puedes lograr esa disciplina que tanto te cuesta mantener:


1. Encuentra un "porqué" al cambio que deseas implementar. Este por qué tiene que tener un sentido para ti. Puede ser una necesidad, algo que te motive, pero debes tenerlo claro.

2. Implementa disciplina en pequeñas acciones. Puedes elegir tres cosas diarias: subir las gradas en lugar del ascensor, servirte menos cantidad de comida en el plato, tomar más agua. Conseguir pequeñas rutinas te dará seguridad y motivación. A los pequeños pasos hay que darles mucho valor, son el inicio de ese algo más grande que andas buscando.

3. No postergues. Postergar es el gran enemigo de la disciplina. Además, cada vez que postergas, aumentas la ansiedad que tienes con esa tarea pendiente.

4. Facilita tu proceso. Si quieres comprometerte con esa meta que persigues, planifica. Prepara tus comidas con antelación, asegúrate de ir al súper y tener lo que haga falta, deja tu ropa deportiva lista para salir a ejercitarte al llegar o al despertar, en fin, busca practicidad en estas cosas, ponte recordatorios y simplifica.

5. Cambia la rutina. La rutina consigue que desarrollemos hábitos. Pero muchos de nuestros hábitos también están asociados a lo que queremos cambiar. Así que, si por ejemplo, deseas alimentarte mejor, debes introducir una nueva actividad, como empezar a tener alimentos saludables en tu despensa o preparar tus comidas con mayor frecuencia. Poco a poco estarás desarrollando un nuevo hábito, más positivo y que te acerque a tu objetivo.

6. Divide tu reto en pequeños logros. Cuando nos planteamos “necesito perder 80 libras” es posible que ver los objetivos a tan a largo plazo nos parezcan inalcanzables. Si lo divides y planteas tu meta de forma escalonada, será más llevadero. “Este primer mes voy a perder 10 libras”

7. Prepárate para cada excusa que surja. Éste es quizás el más valioso de mis consejos para ti. Significa tener un plan alternativo cuando llegue la excusa y quiera salir el autosabotaje: "Mejor empiezo el lunes...sabes que si empiezas con algo pequeño desde ahora te sentirás muy satisfecho", "Es que hace frío para salir... buscas un suéter y te preparas para ejercitarte confortablemente", "Es que estamos de vacaciones así que voy a darme el gusto y comerme todo lo que se me antoje...pues recuerda que luego vendrá un mal rato y te costará volver a arrancar". Formula tu plan de acción y estrategias, desarma todas tus objeciones y te será mucho más sencillo enfrentarte contigo mism@ cuando esta fase llegue…porque llegará.


Nuestra mente va a buscar llevarnos de nuevo al lugar seguro que ya conoce y es nuestra responsabilidad enseñarle que se pueden cruzar fronteras y llegar a sentirnos mucho más plen@s, satisfech@s y orgullos@ de lograr hasta lo impensable, y esta es la gran ventaja de ser disciplinado: la satisfacción con la propia vida. Porque el que es disciplinado consigue vivir su vida conforme a sus valores y deseos. ❤



(506) 8352-3803

info@balancevital.net 

San José, Costa Rica

Síguenos:

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon

© Derechos Reservados BalanceVital 2019

LOGO BALANCE VITAL_2019-01.png